Buscador
Publicidad
Siguenos
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com
 
Comunidad Facebook
 
Los más votados
 
Los más vistos
 
 
Nube de tags
pez audaz xifoforo xareo chillo pez audas pez bassa ceti pez xareo pez chillo catalana pez globo audaz tomoyo zafiro xirio chapin chalaco carite picua ESCACHO pez espada pez dorado toyo guabina pez chapin
 
 
Recomendamos
 
 
 
 
 
Los salmones son anádromos: nacen en aguas dulces, migran al océano y vuelven a las aguas dulces para procrear. Se les atribuye la capacidad de volver al mismo sitio donde nacieron para reproducirse y los estudios recientes muestran que al menos un 90% de los salmones que remontan una corriente nacieron en ella. No se sabe cómo se orientan, pero puede que su fino sentido del olfato sea una de las claves.
En todas las especies de salmón del Pacífico, los individuos adultos mueren a las pocas semanas de procrear.
EL DESOVE
Conforme se aproxima el momento final la hembra pasa mas tiempo sobre el nido. Las batidas se hacen cada vez menos frecuentes. Permanece en posición arqueada con su aleta anal hundida en el substrato. Respira agitadamente como si le faltase oxígeno, fruto quizás de su extenuación. El macho interpreta perfectamente estos signos. Se aproxima a la hembra vibrando todo su cuerpo. Ella sigue clavada en el fondo. Finalmente ambos, con sus vientres pegados al substrato, sus cuerpos arqueados y vibrantes, y sus mandíbulas exageradamente abiertas expulsan huevos y esperma para perpetuarse en la generación venidera.
En medio de la nube de esperma que deja el macho los vironeros se lanzan al nido para fecundar a su vez los huevos.
La suelta de huevos y esperma dura de 4 a 10 segundos. Cuando la pareja reproductora se retira machos satélites se tiran también al nido con la esperanza de fecundar el mayor numero posible de huevos.
Tras el desove, después de que los satélites hayan cumplido su función, la hembra se vale nuevamente de su aleta caudal para enterrar los huevos.
Después de aproximadamente 10 minutos de continuas batidas, los huevos quedan totalmente cubiertos. Se puede apreciar entonces en la cama un pequeño montículo de piedras bajo el cual descansa la puesta.
La hembra se retira a descansar en alguna poza cercana. Una vez haya recuperado parte de sus fuerzas iniciará de nuevo todo el proceso. Tal vez la siguiente cama la excave algunas decenas de metros mas allá. Tal vez sea en la siguiente ocasión un macho distinto el que la corteje. Al final cuando ya no le queden mas huevos en su interior se dejará arrastrar por las corrientes hasta algún lugar tranquilo donde seguramente morirá tras haber cumplido su principal cometido.
A diferencia del salmón del pacífico, una pequeña proporción del salmón atlántico
puede sobrevivir al desove regresar al mar y volver después para reproducirse una vez mas.
APUNTES FINALES DEL SALMON
El ciclo de vida del salmón atlántico constituye uno de los ejemplos mas reveladores de la selección natural de las especies en el planeta.
El salmón nace en el río donde transcurren sus etapas de vida juvenil. Mas adelante sale al mar y completa un increíble viaje que le llevará a navegar en torno a las gélidas aguas del frente Artico en el Atlántico Norte. Es en esas mismas aguas ricas en nutrientes y organismos planktónicos donde cumplirá su fase de crecimiento alimentándose de peces y crustáceos. Tras un periodo variable de estancia en el mar dependiendo siempre de factores ambientales y hereditarios regresará al mismo río que le vio nacer para reproducirse y ...morir.
Son los poquísimos supervivientes de esta formidable y larga epopeya, los que han demostrado ser los mas aptos candidatos para transmitir su carga genética a la próxima generación. Entre este grupo de escogidos aun tendrán que librar una ultima y definitiva batalla: la reproducción.
La transmisión genética es al final la única recompensa que premia la tenacidad y persistencia del salmón.
No importa si un pez murió en aguas marinas víctima de alguno de sus temibles depredadores o si lo hizo en los frezaderos pocos días antes del desove.
Tan solo los verdaderos ìpadresî resultarán ser los auténticos vencedores en esta batalla.
Votar:
 
 
Comentarios
 
 
Protección de datos
 
 


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.